Comercios Donostiarras - Donostiako Dendak

Perfumería-Peluquería Bañegil

Perfumera-Peluquera Baegil
Esquina Urbieta con San Martín 21
Fundador: Abencio Bañegil en 1890 (Bañegil)
Año de apertura: 1890  |  Año de cierre: 1969

· Historia

Perfumería y Peluquería Bañegil

En la esquina Urbieta 15 con San Martín 21, se estableció una perfumería y peluquería con el nombre de Bañegil entre los años 1890 y 1969. A partir de este año y hasta 1999, una nueva perfumería, con el nombre de Lardy, continuó en el mismo lugar.


Perfumería y Peluquería Bañegil

Abencio Bañegil, médico y farmacéutico en Hernani, se casó en 1890 con María Echeverría y se establecieron en el nuevo ensanche de San Sebastián que más allá de la avenida se empezaba a expandir hasta Amara.

La primera piedra de la que posteriormente llegaría a ser la Catedral del Buen Pastor, había sido colocada en 1888, en la marisma que formaba el río Urumea, inaugurándose en 1897 con la presencia de la reina María Cristina. Hasta 1953 no fue declarada Catedral.

En este nuevo local, Don Abencio preparaba el entonces conocido “tópico Bañegil”, antídoto eficaz para los sabañones, como aparece publicado en 1898, que se vendía en “farmacias, droguerías y en el establecimiento del propio autor”.

El matrimonio Bañegil-Echeverría tuvo cuatro hijos: Pilar, Enrique, Luisa y Purita que en París aprendieron peluquería y estética y que se incorporaron al negocio renovado, ahora de perfumería y peluquería, con el nombre de “Hijos de María Echeverría”. Traían los nuevos métodos aprendidos en la capital de la moda.

En 1933 murió doña María y fue su hijo Enrique el que se queda como propietario con el nombre de “Bañegil”. Tenía este establecimiento “siete cabinas individuales de peluquería y una de esteticien”, en las que se prohibía expresamente la “entrada a los caballeros”, según rezaban sendos carteles.

Fue la primera peluquería donostiarra en realizar la “Permanente en caliente de Eugene” y la “Ondulation a la Marseille” utilizando unas tenacillas que se calentaban en un hornillo de gas dispuesto en cada cabina.

A partir de 1951, se incorpora a la perfumería su única hija Mari Carmen Bañegil. Son años difíciles en que se carece de todo tipo de productos de belleza y que de una u otra forma, se pasaban la frontera desde Bayona o Burdeos. Así se traían los polvos Caron (Madame Peau Fine, Madame Peau Fraîche y N’aime que moi). Entre la clientela francesa, tenían gran aceptación los productos "Maja" de la casa Myrurgia.

En esta peluquería recibieron cuidados estéticas una selecta clientela, entre la que se encontraba la aristocracia que veraneaba en San Sebastián. Entre éstas la marquesa de Huetor de Santillán, la duquesa de Monpensier que acudía con su cuatro perritos, la duquesa de Montenegro, que era ciega, la condesa de Peñaflorida que vivía en la villa Magnolia de Ategorrieta… teniendo la distinción del sello real como peluquero de S.S.M.M. y A.A.R.R. que añadieron a su tarjeta de visita.

Así nos lo relata la propia Mari Carmen Bañegil en agosto de 2009

Cerró sus puertas en 1969 a la jubilación de Don Enrique.

A partir de esa fecha tomó el traspaso la familia Aranzabal que abrió la Perfumería Lardy.

· Imagenes relacionadas

  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Enrique Baegil
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Mara Echeverra en 1889
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Anuncio de Abencio Baegil en 1907
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Tarjeta Baegil
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Productos de tocador de finales de los aos 40
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Los reconocidos polvos "Peau Fine" de la casa "Caron" de Pars
  • Perfumera-Peluquera Baegil  - Los jabones y colonias "Maja" de Myrurgia muy apreciados por la clientela francesa de la poca.
Desarrollado por infobide.com © comerciosdonostiarras.com