Comercios Donostiarras - Donostiako Dendak
Usted está aquí: » Establecimientos » Casa Ponsol

Casa Ponsol

Casa Ponsol
Calle Narrica, 4   |  Tfno: 943 420 876
Fundador: Bernardo Ponsol
Año de apertura: 1838

· Historia

Bernardo Ponsol, de origen francés, funda en 1838, en la misma ubicación que aún hoy mantiene, la Casa Ponsol. Un establecimiento que comenzó como sombrerería (sombreros, boinas y toda clase de tocados para señoras). Su fundación en tan lejana fecha, la hace sin duda la tienda en activo más antigua de Donostia, la sombrerería más antigua de Euskadi y seguramente también de España (Recordemos a Rodríguez en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona, de 1840, y a la sombrerería Gorostiaga en Bilbao de 1854).

Cuando se instala Ponsol, San Sebastián vivía los acontecimientos de la 1ª Guerra Carlista, que no llegó a su fin hasta la firma del Convenio de Vergara en 1839. Era la época en que se estaba reconstruyendo la ciudad, tras el incendio de 1813 y cuando empieza a recibir las primeras visitas de veraneantes ilustres, como la acontecida en 1830 en que, el infante Francisco de Paula (hermano de Fernando VII) y su esposa la Infanta Luisa Carlota de Nápoles con sus hijos, ya tomaron los nueve baños rituales en la playa.

En la actual Plaza de Sarriegui (entonces Plazuela de las Escuelas y popularmente conocida como de la Higuera), estaba uno de las dos únicos establecimientos hosteleros de la ciudad que hubo durante la primera mitad del siglo XIX. Era la Fonda Isabel (antes de Lopetedi), a donde llegaba el carruaje de postas para dejar a los viajeros. En la misma calle Narrika, estaba también la estafeta de correos… Era sin duda, un buen lugar en donde establecer un comercio para atender a donostiarras y visitantes.

Tras el derribo de las murallas a partir de 1863, la ciudad conoce un enorme crecimiento (en 1860, 9.000 habitantes; en 1900 son 41.000, y en 1930 supera los 85.000). Casa Ponsol adquiere un gran prestigio. Hacia 1870, fallecido Bernardo, es su hijo Agapito Ponsol e Ybarzabal el que continúa con el negocio. Agapito fue concejal del ayuntamiento y siempre será recordado por ser el promotor e introductor de los célebres “tamarindos” de la Concha, cuestión que le costó muchos disgustos al ser una medida incomprendida en su momento, hasta que a los pocos años, estos arbolitos ya daban la sombra deseada y se convirtieron en uno de los iconos donostiarras más reconocidos. Entonces se consideraba que era bueno tomar baños, pero no el sol y la cabeza se cubría con todo tipo de sombreros, si no lo hacían con la clásica y tradicional boina. Esto hacía de las sombrererías una industria y comercio de gran importancia, donde el diseño, la calidad y la moda eran los referentes que daban fama a sus propietarios.

Agapito era un maestro en cuestiones de boinas, y el que entraba en su tienda tenía poco que decir a la hora de su elección. Era Agapito Ponsol el que de forma ritual, medía la cabeza, elegía la boina y se la calaba en su justa posición al cliente. Siempre acertaba.

En 1897 la Reina María Cristina le hace entrega del título de "Proveedor de la Real Casa" ya que fabricaba las boinas que usaba Alfonso XIII.

La fama de Ponsol era reconocida en la guía para viajeros, escrita en francés por E.Flagey en 1898, en sus consejos para comprar souvenirs: “Para comprar le béret (boina), yo iría a Casa Ponsol, a treinta pasos de la alameda, pues en San Sebastián, más que una costumbre, es una obligación cubrirse la cabeza allí (en Ponsol). Esta boina es de una ligereza y de un acabado irreprochable y tendrá la satisfacción de regalar una mercancía de primer orden y una marca realmente comprobada. El Señor Ponsol ha realizado su aprendizaje en París, lo que le ha reportado unos hábitos que seducen al cliente… Las boinas se venden desde 2 p. pero la que yo recomendaría es la que se vendía en 7 p y hoy vale 6 p., esto es 3,5 francos… Las materias empleadas son totalmente auténticas. Son bien raros los comercios que pueden adornar su nombre con estas palabras: Casa de confianza”.

Es en esta época de Agapito cuando, muy joven, entra a trabajar José Luis Leclercq y Uranga, donostiarra y nieto de belgas. Pronto contó con la confianza de Ponsol, llegando a ser encargado y posteriormente socio. Al fallecer Agapito en 1922 sin descendencia, el establecimiento pasó a José Leclercq, pero conservó el nombre comercial de Casa Ponsol.
Este comercio de la Belle Epoque se anunciaba como "fábrica de sombreros y gorras de todas clases y renombradas boinas", y también vendía "impermeables ingleses, capas, corbatas, chalecos de punto superiores, mantas de viaje y pieles para cuello" según reza un anuncio de la época.

A comienzos de siglo habían importado prensas inglesas y para 1914 ya empleaba 14 sombrereros y 10 oficialas. En aquella época siempre había en la casa expertos artesanos, entre los que no faltaban algunos extranjeros como el ruso Achile Nordelstein o los franceses Alphonse Duchene y Leoncio Capsenrox.

La Casa Ponsol fue la primera que vendió en España los famosos sombreros jipi-japas traídos de Muyabamba y Monte Cristil de la lejana América.

Tras la primera guerra mundial, empiezan también a vender prendas para la lluvia fabricadas con la fórmula de la Casa Macintosh Ltd. de Manchester, y con este tejido elaboraban también las esclavinas de los guardias.
El negocio prospera y llega el ‘boom’ de los años "20" con la moda del canotier. Con la moderna maquinaria se llegaba a fabricar un canotier en 30 segundos.

José Leclercq casado con Carmen Sarasola tuvo seis hijos. Los varones, José Mari e Ignacio, ampliaron sus estudios en Francia e Inglaterra. José, el padre, falleció en 1930 y dos años después, el hijo mayor, José Mari, casado con Vitorina Carrasco, se independiza y funda un nuevo establecimiento sombrerero con el nombre “Leclercq”, en el nº 18 de la misma calle Narrika, que permanece en nuestros días. Ignacio y sus hermanas Karmele, Bitxori y Ángeles continuaron en la primitiva Casa Ponsol. Ignacio fue un personaje muy popular, deportista, árbitro de fútbol, profesor de francés en el colegio de Jesuitas y miembro de la Unión Artesana, en donde fue Tambor Mayor durante muchos años.

Durante la guerra civil, la tienda fue incautada por Falange, que aprovechó sus instalaciones par confeccionar gorras militares, y así se anunciaba en prensa: "Antigua Casa Ponsol. Confección de gorros para el Ejército, Falange Española y J.A.P. (Juventudes de Acción Popular), Boinas para Requetés y Renovación y toda clase de sombreros".

La familia Leclercq consiguió, no sin dificultades, que les fuera devuelto el negocio tras acabar la contienda.

Pasan los años y la moda del sombrero decae, pero Casa Ponsol logra superar estas difíciles etapas, a base de trabajo e imaginación, manteniendo el establecimiento con el sabor señorial de antaño y la funcionalidad actual.

En 1952, Iñaki Leclercq Díaz, (hijo de Ignacio) y su esposa Pilar García Zurbano se hacen cargo del negocio y el comercio que entonces languidecía, cobró nuevo impulso. Ellos procedieron a la restauración de todo el mobiliario, así como de las magníficas vidrieras que se encontraban muy deterioradas por el paso del tiempo, quedando un comercio con una de las decoraciones más bonitas de la ciudad.

A partir de 1980 el sombrero, aunque no con la fuerza de antes, inicia una recuperación significativa y Casa Ponsol, dedicándose también a la comercialización de ropa de caballero, sigue siendo un referente de moda y calidad en la ciudad y el destino preferido para los usuarios de la tradicional “txapela”.

En la actualidad, la responsabilidad de Ponsol la tiene Iñaki Leclercq García, cuarta generación de los Leclercq que atiende el comercio más antiguo de nuestra ciudad.

Es de agradecer a toda la saga Ponsol-Leclercq la conservación de la magnífica decoración decimonónica con el mostrador original, los anaqueles y vitrinas, así como las espléndidas vidrieras firmadas por "De Taffe, Bruxelles 1893". Un verdadero patrimonio para todos los donostiarras llevemos sombrero o no.

*Sombrererías antiguas:
1854 – Sombrerería Gorostiaga en Bilbao
1863 – Sombrerería Medrano en Madrid, cerrada en 2006 (en la calle Imperial)
1894 – Casa Yustas en Madrid (en Plaza Mayor 30)
1894 – Sombrerería La Favorita en Madrid (En la Plaza Mayor)
1907 – El Rei de les Gorres en Barcelona, cerrada en 2008.
1917 – Sombrerería Mil en Barcelona.

· Imagenes relacionadas

  • Casa Ponsol - Familia Leclercq Sarasola: Carmen Sarasola, Jos Leclercq Uranga, Jos Mara (que fund la Sombrerera Leclercq), Victoria (hermana de Jos) y los ni
  • Casa Ponsol - Anuncio durante la incautacin de Falange en 1937
  • Casa Ponsol - Tarjeta actual de Ponsol
  • Casa Ponsol - Antiguo anuncio hacia 1920 (?)
  • Casa Ponsol - Carmen Leclerq Sarasola antes de 1983. Foto de G.Mezzacasa
  • Casa Ponsol - Fachada del establecimiento.2009
  • Casa Ponsol - Vista del interior.2009
  • Casa Ponsol - Antiguo mostrador de cobro.2009
  • Casa Ponsol - Vista del interior.2009
  • Casa Ponsol - Vista del interior.2009
Desarrollado por infobide.com © comerciosdonostiarras.com